Más de 85.000 kilos de residuos extraídos de las alcantarillas de Tarifa

Aqualia refuerza la limpieza de imbornales y colectores para evitar atranques en las tuberías durante las lluvias de otoño. La acumulación de suciedad, toallitas, papeles, plásticos, etc pueden provocar atascos que desemboquen en malos olores y encharcamiento de las calles

aqualia

La empresa gestora del Servicio Municipal de Agua de Tarifa, Aqualia, ha puesto en marcha, como cada año, desde septiembre y durante los próximos meses, un Plan de Choque para la Limpieza de imbornales dedicando a estas tareas mayores recursos, tanto humanos como mecánicos, en previsión del periodo de lluvias que suele acompañar el otoño.

Estos trabajos, de mantenimiento preventivo y correctivo de la red de saneamiento, se desarrollan de forma continuada durante todo el año, siguiendo una planificación que alcanza al total de la localidad y las pedanías de Tarifa, para que las actuaciones sean efectivas.

Desde enero hasta la fecha se han revisado y/o limpiado más de 640 imbornales y más de 12 kilómetros de colectores de saneamiento, atendiéndose a la vez, todas las incidencias correctivas en la red y pozos de bombeo.

85.000 kilos de residuos

Durante el presente año, Aqualia ha sacado más de 85.000 kilos de residuos de dentro de las rejillas de alcantarillas, tuberías de saneamiento y bombeos de aguas residuales del municipio. Por esta razón, estos días se refuerzan estas labores para evitar que estas instalaciones se atasquen, con previsión a las lluvias que suelen venir en otoño.

Este esfuerzo no tiene sentido sin una actitud responsable por parte de la ciudadanía, por eso Aqualia pide la colaboración de todos y todas para evitar arrojar papeles, pintura, aceites, restos de obra o cualquier otro residuo a las alcantarillas, puesto que este tipo de conductas provoca atascos que pueden desembocar en malos olores, reboses, e incluso inundaciones, consecuencias nada deseables para ningún vecino.

“La suciedad que normalmente encontramos en los atascos de las alcantarillas suelen ser papeles, chicles, colillas, hojas, incluso restos de obra como pintura o cemento, que provocan atascos importantes, ya que al fraguar dificultan la recogida de agua en los días de lluvia, pudiendo llegar a producir inconvenientes en algunas calles” – ha indicado Rafael Blanco, jefe de servicio de Aqualia en el municipio.

Noticias relacionadas

 
25 diciembre 2020 | redaccion
Un paseo por las nubes